La importancia del agua para preparar un Té

octubre 02, 2015

¿Te has puesto a pensar que el 95% de tus infusiones (sea café o Té) es agua?

 ¿De qué sirve que te esmeres en comprar un excelente Té (o café) y que sigas las indicaciones de preparación (como la temperatura del agua, la cantidad de Té y el tiempo de infusión), si el agua con la que lo preparas es de mala calidad? 

Ya hace 1200 años, Lu Yu escritor Chino del célebre libro Cha Jing  (El Clásico del Té), describió la calidad el agua en diferentes regiones de China y recomienda usar “agua de manantial”, hoy en día la mayoría de nosotros usamos agua de la llave, filtrada o agua embotellada.

El agua de cada ciudad de la república tiene diferentes contenidos de minerales y componentes adicionales como el cloro, éstos afectan el sabor del Té de la siguiente forma:

AGUA DURA: Con alto contenido de calcio, este tipo de agua reacciona con los taninos y la teína del Té causando que el sabor sea blando y reduciendo el aroma.

 PH:

  •  El agua ácida disminuye el color de la infusión.
  •  El agua neutra o alcalina vuelve el color de la infusión más oscuro o rojo.

CLORO: El agua con cloro (0.5 mg. o más por litro) causará que el Té huela mal y al combinarse con los polifenoles del Té hará que sepa a medicina.

SOLIDOS DISUELTOS: Toda agua tiene compuestos disueltos (minerales) de ahí que tenga conductividad, sin embargo estos compuestos deben estar a cierto nivel:

  • Arriba de 200 mg/l: Interfieren con el sabor del Té. Se debe dejar el Té en contacto con el     agua más tiempo.
  • Debajo de 100mg/l: No tendrá el balance mineral que refleja las características del Té.

SAL: Es necesaria la presencia de sodio en el agua ya que favorece la percepción de dulzura, conforme la concentración aumenta, el Té se percibe como agrio (200 mg/l) y aún más concentración hará que sepa salado. Algunos procedimientos para ablandar el agua elevan el nivel de sodio.

HIERRO Y MANGANESO: El agua con alto contenido de estos elementos hará que el Té sepa “metálico”, su color también se hará más oscuro.

En resumen el agua ideal para preparar Té debe tener las siguientes características:

  •  Libre de cloro
  • Con sólidos disueltos = 150 mg/l
  • Dureza entre 34-85 mg/l
  • PH entre 6  y 8
  • Sodio menor a 50 mg/l

 

Existen diferentes tratamientos para purificar el agua, cada uno está diseñado para remover o alterar el agua de manera específica; las condiciones locales del agua determinarán qué tratamiento (o tecnología) es el adecuado. Existen filtros de carbón, ablandadores de agua, nano filtración, osmosis inversa, etc.

 Antes de comprar un filtro checa qué condiciones tiene tu agua y con qué tipo de filtrado quedará balanceada, o bien, utiliza agua embotellada, pero ojo no todas las aguas embotelladas tienen las condiciones ideales para realizar infusiones. Están de moda las aguas “libres de sodio” y también las “alcalinas”, como ya lo vimos, estas aguas no son las indicadas para preparar un Té, son preferibles las que provienen de manantiales naturales.

 

Te deseo una deliciosa taza de Té.

 

Olivia Medina
Tea Master
Euro te



mantente actualizado con lo mejor del fascinante mundo del té...

Hola Tea Lover 👋 ¿Quieres estar al día con todas las novedades, promociones, nuevos lanzamientos, recetas y eventos de EURO TE®? Suscríbete aquí a nuestro newsletter 🤩